La ciudad del Renacimiento: Úbeda (y Baeza) como escapada de fin de semana.

Úbeda y Baeza están situados entre campos infinitos de olivos en Jaén (Andalucía). Sus centros históricos, con sus calles adoquinadas y sus edificios imponentes son el mejor ejemplo de la arquitectura renacentista fuera de Italia. Por ello fueron declaradas patrimonio de la humanidad de la UNESCO en 2003.

Úbeda, patrimonio de la Humanidad

Úbeda y Baeza han ganado en popularidad en los últimos años dentro del turismo rural interior. Quizás la UNESCO le ha dado el empuje al turismo que está región necesitaba. Ambos pueblos se complementan entre sí y pueden ser considerados como una ciudad en su conjunto.

Desde muy pequeño he viajado a Úbeda por raíces familiares y he pasado muchas Navidades y veranos. Durante este tiempo he visto cómo Úbeda ha cambiado mucho en los últimos 10 años.

Casco urbano de Baeza

Úbeda y Baeza están separadas a unos 10km. Úbeda es aproximadamente el doble en tamaño que Baeza. En Úbeda encontrarás la Plaza Vázquez de Molina, el hospital o la capilla de Salvador (donde se casaron mis padres) por nombrar algunos y en Baeza la Plaza de Santa María, la Catedral, el Palacio de Jabalquinto o la universidad.

En el casco urbano de Úbeda predominan los palacetes, iglesias y capillas, en Baeza encontrarás una catedral o patios arqueados en la Universidad.

Los nombres proceden del árabe “Ubbadat” y “Bayyasa” después de ser reconquistados en los años 1200s. El auge de ambas ciudades empezó cuando el ubetense Francisco de los Cobos fue secretario de estado de Carlos I y logró traer fondos hacia la región. Los pueblos se empezaron a renovar y la arquitectura renacentista de influencia italiana se mezcla con los legados árabes andaluces.

La alfarería en Úbeda tiene procedencia árabe y se caracteriza por el recubrimiento verde oliva característico. No dejes de visitar el barrio alfarero en Úbeda.

Alfarería típica de Úbeda

El highlight de Úbeda es la plaza Vázquez de Molina y es uno de los motivos por lo que la UNESCO acreditó a Úbeda como patrimonio de la Humanidad. La arquitectura del renacimiento aquí con la famosa iglesia del Salvador, la Basílica de Santa María de los Reales Alcázares, Palacio del Deán Ortega y el Palacio de Vázquez de Molina. El estar rodeado únicamente de edificios de época y jardines, te hace poder imaginarte cómo pudo ser años atrás.

Iglesia del Salvador

Desde la plaza de Vázquez de Molina se puede llegar fácilmente por una calle hacia los miradores y la antigua muralla de la ciudad. Este es mi lugar favorito es quizás la muralla de la ciudad. Desde ahí hay en general vistas a lo que se conoce como “el mar de olivos”. La calle se llama “Redonda de los Miradores”.

En el mar de Olivos
Paisajes llenos de olivos

La historia de la sinagoga del Agua es curiosa. Se descubrió hace muy poco, cuando tras el boom turístico de Úbeda, un constructor compró unas casas antiguas en el centro con el objetivo de invertir y construir pisos turísticos. Entonces se encontraron unas ruinas, sobre las que estaban construidas las antiguas casas. 

Actualmente está todo excavado, restaurado y desde 2010 abierta. Lo mejor conservado es, obviamente, los sótanos. Lo más impresionante es la sala del baño o mikve, donde se realizaban los rituales de purificación judíos. Especialmente durante el solsticio de verano, los rayos de sol entran exactamente durante ese día.

Mikve en la sala de baño
Rayos de sol alineados en la ventana

Quizás esté sobre-restaurada y decorada. Al ser propiedad privada  de un inversor que quería construir pisos turísticos, muchos critican que sea todo un negocio para sacar dinero atrayendo visitantes. No obstante la sinagoga no está oficialmente considerada como tal por los arqueólogos, aunque hay indicios. Yo personalmente creo que se le ha dado mucha bola y publicidad, en comparación con lo que en realmente es… pero si pasáis por allí, una visita de 30 min. por 4.50€ creo que está bien.

El parador de Úbeda

Muchos de los edificios antiguos de Úbeda están ahora convertidos en paradores u hoteles. El más conocido es, sin duda, el Parador de Úbeda en la plaza Vazquez Molina, con unas 30 habitaciones a partir de 120€ (aunque hay ofertas de vez en cuando!) Si vais al enlace podéis ver más fotos del edificio restaurado, el Parador o el Hotel Colegio Carmelitas.

Por ejemplo el antiguo colegio de mi madre, Las Carmelitas, ahora es el hotel Palacio de Úbeda (5 estrellas y no apto para todos los bolsillos, unos 200€ la noche!) con una piscina muy cool en la azotea.

Antiguo colegio de las Carmelitas

La semana santa siempre ha tenido mucha fuerza en Úbeda.

Costaleros practicando a pocas semanas antes de la semana santa

 ¿Qué comer en Úbeda?

Los ochíos son unos bollos salados, esponjosos y de color rojizo (debido al pimentón) que se comen sólos o rellenos con morcila de caldera.

Tapa de ochío con morcilla

Los hornazos son unos pan de aceite con la peculiaridad de llevar un huevo duro en el centro. El huevo está sin pelar y sujeto por una cruz de masa. Los hay de dos versiones, la normal, con un huevo de gallina o la pequeña, con un huevo de codorniz.

Panadería

La tradición de las tapas se sigue en todos los bares. Una tapa muy típica de la zona son los caracoles, aunque sólo están disponibles en la época alrededor de Semana Santa. El bar Zoraida es muy tradicional (y no turístico, todavía) y he ido siempre de niño. Tapass como el torrezno, la careta o el ochío relleno de morcilla de orza también los recomiendo. Otro bar muy bueno y barato es “Don Antonio” (calle Zurbarán 11)

El aceite de oliva,y en especial, el virgen extra es la base de la cocina y es considerado oro líquido. En esa región nadie se plantea usar otro aceite. El aceite producido en la provincia de Jaén corresponde a la mitad del producido en Andalucía, una tercera parte en España y una décima parte del aceite de oliva mundial.

Los andrajos es un plato de cuchara típico de Úbeda. Es una sopa de pescado con almejas y con trozos de pasta plana, estilo canalones.

Los caracoles en caldo.

Tapa de caracoles

Transportes y cómo llegar a Úbeda

La región está relativamente bien conectada. En coche 1.5 horas desde Córdoba, 1 hora desde Granada o 3.5 desde Madrid. Para llegar en tren, la parada “Linares-Baeza” tiene trenes diarios con Sevilla, Granada, Córdoba o Madrid. En autobús ALSA tiene conexiones con muchos otros destinos.

Un autobús hace frecuentemente la ruta Úbeda-Baeza por unos 2€

Tanto en Úbeda como en Baeza hay un pequeño trenecito con ruedas o un autobús turístico que recorren las ciudades en unos 30 min. comentándote la ciudad al mismo tiempo. Cuestan alrededor de 4€.

Para los amantes de la bicicleta hay un carril bici que conecta Úbeda con Baeza.

Úbeda no ha estado en la hoja de ruta de los típicos itinerarios andaluces como la Mezquita de Córdoba, la Alhambra de Granada, las playas de Málaga o el encanto de Sevilla… Pero en los últimos años se está haciendo un hueco en el turismo nacional.

Informaciones útiles:

Horarios para la Sinagoga del Agua

Horarios de la Sinagoga del Agua

¿Será una moda pasajera? 

No te cortes! Dejanos un comentario...