Montaña del dragón de jade Lijiang

La Montaña Nevada del Dragón de Jade: Subir a 4680 metros es posible!

La montaña Nevada del Dragón de Jade玉龙雪山) es un símbolo para la región. Sus picos más elevados están permanentemente cubiertos de una misteriosa niebla, que según los antiguos lugareños, le da el aspecto de un dragón de jade. De ahí su nombre.

Vistas a través de la niebla
Vistas a través de la niebla

Llegamos en “autobús” desde Lijiang hasta el tourist center, pasando previamente por la taquilla (130¥/~18€). Ya allí teníamos que subir al teleférico.

Tourist center en la montaña del Dragón de Jade
Tourist center en la montaña del Dragón de Jade

Preguntamos sin éxito en varios “tourist center information desk”, con gestos, señas y fotos, ya que no entendían ni la palabra BUS, MOUNTAIN o CABLE CAR (así lo tienen anunciado y escrito en todos lados). Me indigné, ¿cómo es posible que, tras pagar más de 50€/pers., que el tío que vende tickets únicamente para el cable car no entienda la palabra CABLE CAR? Sí, así es.

Tras preguntar por todos lados, logramos llegar a la cola que te lleva en autobús a la base (20¥), pasando obligatoriamente por varios souvenir-shop, por supuesto. Compramos una bombona de oxígeno (100¥), por si acaso, ya que todos los chinos la llevaban y algunos 2 y 3.

Uno de los teleféricos de Lijiang
Uno de los teleféricos de Lijiang

Ya en 3318 metros, esperamos otra larga cola para el cable car (180¥,~25¥). Había cientos de chinos, 99.5% y nosotros. Casi todos venían con grupos de excursiones programadas, con el mismo abrigo alquilado, bombona de oxígeno y un picnic muy poco apetecible. Alguno ya inhalaba oxígeno, otros preparaban su palo-selfie y muchos nos miraban extrañados.

montana-del-dragon-de-jade-niebla-vistas

Finalmente nos montamos en la cabina e iniciamos el ascenso de más de 3 km. de longitud y 1200 m. de desnivel vertical. Desde el teleférico las vistas eran increíbles y, debido a la altura, impresionaba. El cable, que nos mantenía, se perdía en la densa nube en la cima. Cuando entramos en la niebla que rodea el pico, ya no podíamos ver más alla de 200 metros.

Llegamos a 4506 metros sobre el nivel del mar, y tras pasar obligatoriamente por el souvenir-shop y el restaurante salimos a una plataforma de madera exterior. La temperatura bajó hasta los 7°C y debido a las altas temperaturas de los días anteriores, no había nieve en los alrededores.

Montaña del dragón de jade Lijiang
Plataformas de observación hacia ningún lugar debido a la espesa niebla

Desde allí sale un camino escalonado de madera hacia los 4680 m. prometidos. Se podía respirar con normalidad, aunque lógicamente al subir muchas escalones se nota que te agotas más que lo habitual.

Los chinos inhalaban ansiosos de su bombona. Nosotros nos metimos algunos chutes de O2 por precaución y por amortizar el precio de la bombona.

En el prometido pico de la montaña del Dragón de Jade. 4680 metros!
En el prometido pico de la montaña del Dragón de Jade. 4680 metros!

Arriba se agolpaban los chinos sobre el monolito que indicaba los 4680 metros con las cámaras de fotos. Había un puesto de “Hot dogs” (10¥, ~1.50€), que en realidad era una salchicha, pequeña y de las malas, pinchada en un palo. Nada de pan, ketchup o mostaza.

Las únicas vistas hacia abajo desde la montaña
Las únicas vistas hacia abajo desde la montaña

No se podía ver más que las montañas próximas y niebla blanca. Nos echamos la obligada foto y disfrutamos un poco de la niebla blanca. Tras esperar la cola para bajar el teleférico y después la cola del autobús al Moon Valley.

Bajando del pico más alto
Bajando del pico más alto

El Moon Valley sí me impresionó bastante. Está a pocos kilómetros de la estación del cable car, y nosotros bajamos andando. Es un río proveniente del glaciar, que según leí es el glaciar permanente más sureño del hemisferio norte. El agua baja increíblemente cristalina y con un tono azul turquesa.

Río antes del Moon Valley
Río antes del Moon Valley

El sitio es idílico, pero no me gustó que los chinos en su ansia de explotar sus recursos turísticos, hayan puesto un circuito de minibus es eléctricos alrededor del río. Rompe un poco la magia el estar en ese sitio tan bello y natural y que cada 5 minutos pase el cochecillo con 10 chinos armados con su palo-selfie con la guía gritando por los altavoces.

Camino de madera alrededor del río
Camino de madera alrededor del río

Conclusión: La subida y todo el tema de la altura, oxígeno, etc está bien, pero está hipervalorado. No vale lo que cuesta, en total 450¥ (~60€) por persona. Además hay que esperar muchas colas e ir de un sitio a otro. Yo casi valoraría contratar un pack excursión con todo incluido.

No vale lo que cuesta

Bajando por las carreteras hacia la Moon Hill a unos 3000 metros de altura
Bajando por las carreteras hacia la Moon Hill a unos 3000 metros de altura

Informaciones útiles:

El autobús n°7 realmente son furgonetas de 7 o 9 plazas. El precio oficial (Sept 2016) son 20¥, pero intentan cobrar más. Nosotros pagamos 25¥ al subir. Son 30 min. largos de camino. Una vez que te has montado ya tienes que pagar la entrada del parque, 130¥. El coche para en una especie de peaje, viene un policía a cobrar y después quedan unos 10 min. hasta arriba.

Posición aproximada para tomar el bus n°7
Posición aproximada para tomar el bus n°7

Las bombonas de oxígeno, que en realidad son un bote similar a los insecticidas, se compran arriba por 100¥. En la carretera de camino a la Montaña hay varios comercios que venden oxígeno y alquilan abrigos. Si se lo dices al conductor de la furgoneta n°7 te lleva. Allí deben costar unos 30 o 40¥.

Tienda por el camino para alquilar abrigos o compear oxígeno
Tienda por el camino para alquilar abrigos o compear oxígeno

No te cortes! Dejanos un comentario...