Mystras: la fortificación bizantina en el Peloponeso

Mystras es una antigua fortaleza bizantina del siglo XIII localizada cerca de la conocida ciudad de Esparta en la península griega del Peloponeso. Fue proclamada patrimonio de la UNESCO en 1989.

Casa bizantina de dos plantas todavía en pie

¿Cómo apareció la antigua ciudad de Mystras?

Hay que volver atrás a la Edad Media, año 1249, cuando un tal Frankish William II de Villeharduin construyó su castillo en las laderas del Monte Taygetos (después llamado Moreas). Para proteger sus tierras fértiles levantó una fortaleza alrededor. Aunque no le sirvió de mucho ya que una década después la fortaleza fue tomada por los bizantinos y él secuestrado. Para comprar su libertad tuvo que ceder muchas de sus posesiones incluyendo Mystras. Los bizantinos en los siguientes años ampliaron y renovaron la pequeña ciudad para convertirla en el centro regional del imperio donde florecieron las artes y la literatura.

Puerta de Nomemvasia

Después de dos siglos regentados por los bizantinos, la ciudad pasó a manos de los Venecianos, Turcos y finalmente los griegos. Tras una gran masacre hacia el año 1832 Mystra fue abandonada y los últimos residentes buscaron lugares más accesibles en lo que hoy es la moderna ciudad de Esparta.

Soportales de la iglesia de Pantanassa

Llegué andando a Mystras desde Esparta, donde había dormido la noche anterior. Hay alrededor de 6km. hasta la entrada (Lower Tower) del recinto, aunque también se puede llegar en autobús urbano. Decir que la ciudad es una colina y los caminos son pedregosos, por lo que se debe llevar un calzado apropiado y mucha agua para el verano.

Frescos en St. Nikolaos

Desde la torre inferior hasta el castillo en la cima recorrí durante 3 horas la red de callejones semi-derruidos, diferentes escalinatas, pasadizos, portones, arcos, iglesias con frescos de la época y un diminuto museo. La antigua aldea se distingue por su arquitectura única y sus hermosos y vívidos frescos. La mayor parte de sus edificaciones datan del siglo XIII y XIV y parecen salir de entre la roca imponiéndose en el paisaje.

Lo que más me impresionó fue la iglesia de St. Nikolaos: una pequeña iglesia bizantina medio abandonada con unos frescos bastante bien conservados. Era temporada baja y no había mucha gente, así que pude disfrutar unos agradables momentos en soledad perdiendome entre las ruinas de la ancestral ciudad.

Altar de St. Nikolaos

Esparta

La moderna Esparta fue fundada en 1834 y actualmente es una pequeña ciudad sin nada especial. A las afueras se pueden visitar las ruinas de la antigua ciudad clásica. Tras la famosa película de 300, se conoce a Esparta por sus batallas con el rey Leónidas a la cabeza en las batallas de Termopilas. Una imponente y majestuosa estatua del rey Leónidas se puede ver a los pies de un estadio deportivo.

King Leonidas

En aquella época Esparta era la segunda potencia de la antigua Grecia, sólo detrás de su gran rival Atenas. Los espartanos eran un pueblo bélico y no tan culto como los atenienses. Entrenaban a los niños aptos para la batalla desde muy jóvenes. Las mujeres espartanas también entrenaban, y normalmente en público, algo muy mal visto en la antigua Grecia.

Además de las ruinas de Esparta se puede visitar un Museo del aceite de oliva y una iglesia ortodoxa, algo recargada para mi gusto. Me llamó la atención la gran cantidad de pastelerías que hay en Esparta.

Informacies útiles:

  • Para alojarse solamente hay hoteles en Esparta y Mystras (~30€/45€ simple/doble). En couchsurfing sólo hay un par de personas. Quizás Airbnb sea la mejor opción.
  • Las ruinas de Mystras abre de 8 a 15 (invierno) y hasta las 19 en verano. Precio en verano 12€, 6€ entrada reducida y en invierno. Para estudiantes de EU gratis en invierno. La visita puede durar entre 2 y 3 horas.
  • Para subir andando a las ruinas de Mystras hay un atajo a la altura del restaurante Xenia a la izquierda que lleva directamente a la entrada en la torre inferior.
Seguir el camino en dirección a la torre con las banderas
  • El recorrido para Mystras empezando desde abajo que me recomendaron fue:

Próximo destino Monemvasia! La Gibraltar del este. Un islote con una pequeña ciudadela amurallada.

Un pensamiento en “Mystras: la fortificación bizantina en el Peloponeso”

No te cortes! Dejanos un comentario...