Cinque Terre: Los pueblos más Bonitos de la Costa Italiana

Cinque Terre son cinco pequeños pueblecitos (antiguamente de pescadores) extremadamente pintorescos al borde de acantilados en la costa noreste de Italia.

Cinque Terre es una pequeña joya en la costa norte de Italia. A mi parecer, demasiado explotado turísticamente, pero si evitas ir en temporada alta y fin de semana, encontrarás unos acantilados imposibles, paisajes indescriptibles, una comida exquisita y unas rutas de trekkings al borde de la montaña atravesando viñedos que te dejarán sin aliento.

Vistas al pueblo de Vernazza

Cinque Terre no es un lugar, sino un parque nacional (“parco nazionale delle cinque terre”). Además de un sitio protegido por la UNESCO (recordar que Italia es el país que más sitios Unesco tiene, 50. Le sigue China con 47 sitios).

Los pueblos tienen cerrado el tráfico rodado, NO hay coches!! (a excepción de un trozo de Monterrosso) Me encantan las ciudades o zonas sin coches. En Cinque Terre, todos los pueblos son sin coches, creando una tranquilidad , que aunque haya mucha gente, se puede respirar paz.

Aunque no encontrarás las mejores playas, sí podrás darte un baño en el mar. En cada pueblo hay zonas de baño, aunque muy pequeñas y muy demandadas en verano. Por lo que si buscas unos días de playa, Cinque Terre no es tu destino!

Comida: Anchoas con vino blanco, pescadas por la zona y el vino producido allí. Focaccia.

Prepara tu viaje

Cuánto tiempo necesito

Realmente se pueden “ver” los cinco pueblos en un día, empezando temprano, y pasando alrededor de una hora en cada uno. Pero… ¿realmente quieres hacer eso? Lo ideal serían entre 2 y 3 días en mayo o septiembre y durante la semana. 

Cuándo ir

Al final de la primavera (mayo- junio) o al principio del otoño (septiembre- octubre) creo que es la mejor época para visitar las Cinque Terre. No me quiero imaginar con el calor del verano, las calles llenas de paparazzis, los precios por las nubes y colas en todos lados.

La temporada alta termina al final de octubre y empieza en marzo o abril en semana santa. Con excepción de la semana de Navidad que abren porque muchos italianos van a pasar el año nuevo. Si eres de los que quieren ir a darse un baño desde mayo o junio hasta, septiembre hace bueno para ello.

En temporada baja muchos restaurantes u hoteles pueden estar cerrados. Puede llover, a veces durante días y no podrás disfrutar de un baño en la playa. Por el contrario, no encontrarás tanto turista por las calles y en los trekking es posible que no te cruces a nadie por el camino.

Independiente de la temporada entre las 10 am y las 4 pm  te encontrarás a los visitantes de un sólo día, es por la tarde-noche cuando se puede sentir el espíritu más “original”, aunque de este queda ya bien poco.

A mí personalmente me encanta viajar en temporada baja o media. Así que viajamos a Cinque Terre a finales de octubre y hizo un tiempo genial. En verano no puedes andar a medio día por los senderos a pleno sol, porque te derrites, sin embargo nosotros en octubre pudimos caminar durante todo el día.

Evita fines de semana a ser posible, ya que muchos italianos van allí como destino de fin de semana.

Alojamiento

La primera pregunta que has de hacerte, es en qué lugar hospedarse. La respuesta es depende. Los alojamientos se llenan frecuentemente, así que reserva con antelación. Hay todo tipo de alojamientos, desde apartamentos, suites “honey moon”, bed&breakfast, hoteles, algún hostel o villas. Mi recomendación es alquilar un AirBnB, ya que el precio de los hoteles está por las nubes.

  • Riomaggiore, más tranquilo y menos para hacer o ver.
  • Manarola, estrecho y con buenas vistas. El alojamiento es algo más caro.
  • Corniglia, es la menos accesible, necesitas subir andando un tramo para llegar al pueblo o tomar el shuttle bus desde la estación de tren. Esto le hace “menos turístico” y con menos posibilidades de alojamiento y entretenimiento.
  • Vernazza, algo movimiento por la noche en la plaza central para cenar y algunas cervezas.
  • Monterosso al Mare, es el más grande y plano, también tiene más opciones de alojamiento y ambiente nocturno, pero es menos pintoresco.
  • Levanto o La Spezia. En temporada alta o si quieres encontrar algo más económico. Están muy cerca en tren.

 Presupuesto

La zona de Cinque Terre es bastante turística y los precios son elevados. Uno de las formas de ahorrar es no ir en temporada alta, además de colas, ahorrarás bastante en el alojamiento. Dormir en la Spezia es una opción muy solicitada para evitar pagar las fortunas que se cobran por dormir en alguno de los pueblos de Cinque Terre.

  • Alojamiento: 60 a 90€ habitación doble, 25 -30€ hostel en habitación compartida de 4 o 6 camas, airBnB a partir de 40 – 60€
  • Comida: en ristorante fácil 15-20€ con bebida. Pizas o porciones de foccacias 3-4€
  • Vinos: 4 -5€ la botella en las tiendas.
  • Llévate tu botella de agua, ya que hay fuentes con agua fresca en todos los pueblos!
Fuentes de agua en Cinque Terre

Transportes

Tren

El tren es la mejor opción con diferencia para llegar a todos los pueblos. El tren al atravesar túneles va más directo y tarda menos que por carretera.

Es posible llegar en coche por unas carreteras serpenteantes y muy estrechas entre los acantilados, pero el problema es aparcar, que no hay casi aparcamientos y son muy caros. En temporada baja 2€ la hora y 10€ el día, mientras que en temperada alta (1 Marzo al 10 Noviembre) 8€ la hora y 20€ el día! Nada recomendable, por precio y por atascos.

Tarifas para aparcar

Valida el ticket antes de montarte! Hay bastantes revisores pendientes de pillar a algún despistado y ponerle una buena multa (50€ en el caso de que no tengas billete o no sea válido) Es buena idea comprar el billete el día antes, así cuando vayas a la estación evitas que pueda haber colas en las taquillas o máquinas y perder el tren!

Validación del ticket de tren

Los horarios se pueden ver online en la página de www.treinitalia.com.

La tarifa es 4€ por trayecto entre los 5 pueblos, Levanto o La Spezia. No hay ticket del día, solo en combinación con los trekking, la cinque Terre Card.

Durante las horas punta (10 -16 horas) los trenes suelen estar llenos, especialmente en temporada alta.

Viniendo desde la Spezia, siéntate en el lado izquierdo para tener algunas vistas del mar, aunque la mayor parte del trayecto entre pueblo y pueblo es dentro de túneles.

Los aeropuertos más cercanos son el de Pisa o Genova.

Estación de tren de La Spezia

Cinque Terre Card

Esta tarjeta combina el pase de tren ilimitado con el pase de trekking en uno. Costando 13€ para un día o 23€ para dos días. Se puede comprar en las estaciones de tren, quioscos o en la entrada de los senderos. Más info.

Puestos de información en las estaciones de tren

Barcos

Entre 4 de los 5 pueblos de Cinque Terre puedes viajar en barco, Corniglia no, por que al estar en alto no tiene puerto. Deberías probar al menos un trayecto en barco. Es más caro, lógicamente que el tren.

Los trayectos regulares sólo funcionan de marzo a octubre. Fuera de temporada siempre puedes preguntar o tomar el taxi-barco.

Horario para los barcos en temporada alta

La posibilidad de taxi-boat es más cara, los precios aproximados son, Vernazza -Monterroso 30€, o Vernazza-Riomare 50€ . Y 5€ extra por cada persona más.

Trekkings

Entre los pueblos además de poder viajar en tren o barco, lo interesante de este parque nacional es hacer las rutas de senderismo que une todos los pueblos. Las distancias son de entre 3 y 6 kilómetros, algo bastante asequible para hacer en 1 o 2 horas.

Las rutas están abiertas todo el año, sólo cierran cuando las condiciones no son aptas para garantizar la seguridad, ya sea por lluvias, movimientos de tierra, etc. Estas condiciones se suelen dar en invierno más frecuentemente que en los calurosos veranos. Consulta el estado actual de las rutas en la web del parque nacional.

Vistas desde una ruta de trekking
Trekking card para un día

Para entrar en algunas rutas (llamado blue trail o sendero azzuro) necesitarás la Trail Card, las otras son gratis. El pase Trail Card cuesta 7.50€ para un día y 14.50€ para dos días. (Sí, te ahorras la enorme cantidad de 50 céntimos!)

Mejores rutas gratis: Riomaggiore a Portovenere (gratis y largo) y Monterosso to Levanto (gratis, 3 horas, poco transitado). Desde Riomaggiore a Portovenere es un trayecto más duro.

Sendero Azzura: (pagar 7.50€) Monterosso a Vernazza (2,5 horas parando a echar fotos, 600 metros de desnivel acumulado, pero maravillosas vistas de Vernazza) y Vernazza to Corniglia (2 horas tranquilas, muy rocoso el suelo y con fuertes pendientes al principio, pasa algunas partes por dónde no se ve mucho el mar por la alta vegetación).

Se pueden tomar mapas en las oficinas de turismo en las estaciones de tren.  Pregunta a los locales o busca tu ruta online para ver qué rutas están abiertas. Realmente el mapa no es necesario porque las rutas están muy bien señalizadas y no tienen difurcaciones. Es un único camino.

Para hacer las rutas mejor llevar calzado cerrado, tampoco hace falta que lleves botas de montaña, pero ¡no vayas en chanclas!

Pueblos

Empezando desde la Spezia, enumero cada uno de los pueblos y qué me llamó más la atención de cada uno. Ordenando los pueblos por orden de cuánto me gustaron este sería: Corniglia, Vernazza, Manarola, Riomaggiore y Monterrosso.

Riomaggiore

Este es el pueblo más cercano a La Spezia y fue, por tanto, nuestra primera parada. Desde la estación de tren hasta el pueblo tendrás que pasar un curioso túnel azul con mosaicos. Las calles son amplias y asfaltadas,y los comercios más grandes. A mi parecer algo de belleza en comparación con otros de los pueblos.

Túnel que atraviesa la montaña
Riomaggiore

La conocida como Via dell’Amore es el sendero que conecta con Manarola, lástima que durante mi visita, este estuviera cerrado. Sin embargo En la parte alta saliendo del pueblo, donde está el parking, empieza una ruta corta conocida como Via Grande (45 minutos de subida) al Santuario di Montenero (323 metros sobre el mar), que creo que si merece la pena si se dispone del tiempo suficiente.

Camino al Santuario

Arriba se puede descansar o hacer un picnic en unas mesas bajo unos pinos con vistas al mar.

Manarola

En la plaza al final de casi la única calle se puede ver el acantilado con un diminuto y curioso puerto. Las vistas a los edificios son geniales desde allí, para una postal. Además encontrarás algunas galerías de artistas locales con cuadros o joyería artesanal.

Me llamó la atención que los pescadores aparcan los barcos en la calle principal, al menos durante el invierno, porque es el único sitio que queda libre en el pueblo y literalmente no hay espacio para más.

Calle principal de Manarola
Acantilado con vistas geniales al pueblo

Corniglia

Este pueblo se sitúa en lo alto de las rocas, desde donde se tienen unas vistas espectaculares del parque nacional. Corniglia es más tranquilo por las tardes y mañanas, ya que menos gente se aloja allí por tener más difícil acceso que los otros pueblos. Pero durante el día está igual de transitado que los otros pueblos.

Corniglia me sorprendió para bien, por sus red callejuelas, tiendas interesantes y bares. Me recordó incluso al peñón de Monenvasia en Grecia.

Desde la estación deberás subir unas largas escaleras (entre 300 o 400) que creo que merece la pena, no sólo porque te ahorras ese mes del gimnasio, sino por la panorámica que tienes por el camino. La otra opción más cómoda es subir en el shuttle bus que sale desde la parada de bus.

Vistas desde las escaleras

Para comer hay una pastelería que hace foccacias, pizas y otras cosas (3 – 4€) que están muy muy buenas y siempre está lleno. En la puerta además hay una fuente en la que puedes llenar tu botella de agua e irte a algún rincón que te haya gustado en Corniglia. Esa fue la mejor focaccia que comí en todo el viaje a Italia!

Vernazza

Es un pueblo famoso con un pequeño puerto y una plaza al borde del mar. Es algo intermedio entre un pueblo grande con cosas que hacer, pero con encanto y sin coches. Mucho menos transitado que Monterrosso.

Vernaza tiene una calle principal que acaba en la plaza del puerto-playa. En la plaza de Vernazza hay varios bares y restaurantes para cenar o tomar algo muy agradable y animada con gente. Destacar también la plaza Chiesa di Santa Margherita y una diminuta catedral gótica. Igualmente al final del puerto se tienen unas vistas geniales para ver la puesta de sol.

Susnet en la plaza de Vernazza
Calle principal de Vernazza (a las 6 de la mañana)
Plaza y playa del puerto de Vernazza

Destacar el Castillo Doria, en lo alto de Vernazza, con una torre circular y unas maravillosas vistas al mar, horario de 10 a 7pm. Precio 1,5€. El castillo fue restaurado entre 2017 y 2013 y en la puerta puedes descargar un audio-guia gratis escaneando el código QR.

Castillo de Doria

En 2011 hubo un movimiento de tierras y grandes inundaciones (afectando principalmente a Vernaza y Monterrosso).  Ríos de agua, barro y otros objetos recorrieron las calles de Vernazza, provocando además que 4 habitantes del pueblo perdieran la vida. Actualmente ya ha sido reparado en su totalidad y sólo queda para el recuerdo. Bajando las escaleras de la estación de tren de Vernazza en la pared derecha se pueden ver fotos de la catástrofe.

Monterosso al Mare

Es el pueblo más grande de Cinque Terre y para mí menos acogedor. Las calles están asfaltadas y pasa algún coche que otro, quitándole un poco de encanto. Yo es que soy fanático de las ciudades sin coches.

La playa es larga y tiene un diminuto paseo marítimo a lo largo del mar con muchos vendedores ambulantes. Además en Monterosso hay una zona de aterrizaje para parapente (vuelo en tandem posible por unos 140€).

Paseo marítimo de Monterosso

Cuéntanos tus experiencias en la Cinque Terre!

No te cortes! Dejanos un comentario...