Islandia (III): Los alrededores de Reykjavik

Parque natural Thingvellir (Þingvellir)

Está situado a 45 km de Reykjavik y es famoso por ser donde chocan las placas tectónicas de América y Euroasia. Esta declarado parque natural desde 1928 y, además, protegido por la UNESCO. En el año 930, en este mismo sitio, se fundó el Alþingi, una de las instituciones parlamentarias más antiguas del mundo.

Öxarárfoss en el parque natural de Thingvellir

A destacar la pequeña pero impresionante cascada Öxarárfoss, que visitamos al atardecer, cuando el sol creaba unos indescriptibles tonos anaranjados en el horizonte. Paseamos por las senderos nevados de la zona. Thingvellir es el único lugar del mundo donde puedes pasear entre dos continentes. Las placas continentales están en constante movimiento, aproximadamente 2 cm al año. También hay un interesante centro de visitantes con información sobre el parque. En la página web del parque hay información más detallada.

Entre las placas tectónicas

El lago de Silfra es un perfecto y conocido lugar para la práctica del buceo. Fue una de las actividades que más me gustó y llamó la atención. La experiencia de bucear entre las placas tectónicas, en una de las aguas más cristalinas y con mayor visibilidad del mundo, debe de ser inigualable. El agua procede de un glaciar, por lo que está durante todo el año entre 2°C y 4°C. Se bucea con traje seco y has de tener la certificación PADI o equivalente. El precio está por alrededor de 300€ por dos inmersiones.

Otra opción es el snorkeling (sin bombona de oxígeno, sólo con gafas y tubo), más económico (125€) y no es necesario ser buceador PADI. Nosotros no hicimos la inmersión por falta de tiempo y por el presupuesto.

Lago Silfra

Géiseres en Haukadalur

Situado cerca de las cataratas de Gullfoss hay una zona donde están algunos de los géiseres más conocidos y activos. Strokkur es sin duda el más famoso, cada pocos minutos entra en actividad y expulsa agua a presión a unos 10 – 20m de altura. Hay varios hoteles/restaurantes por la zona y la entrada al parque es gratuita.

Géiser en Haukadalur al amanecer

Cataratas de Gullfoss

Las impresionantes cataratas del río Hvíta son muy populares y visitadas, situadas a 110 km de Reykjavik. Desde el parking bajamos las escaleras por los caminos nevados de madera, construidos para llegar a varios miradores donde todo el mundo está haciendo fotos. Todo está vallado y correctamente señalizado para que no te puedas acercar mucho a la cascada. Como estuvo soleado pudimos observar un espléndido arcoiris.

Cataratas de Gullfoss nevadas

La catarata, que era de propiedad privada a principio del siglo XX, iba a ser vendida a unos inversores ingleses para su explotación a través de planta hidroeléctrica. Cuenta la leyenda que gracias a Sigríður Tómasdóttir, una niña con largo cabello rubio de 12 años, amenazó con tirarse al río si eso sucedía. Después fue andando desde allí hasta Reykjavik (120 km) para ver al rey y convencerlo. La chica murió en 1957 y actualmente hay una placa conmemorativa a los pies de la catarata.

 

Este fue el día 3 y 4 visita fue parte de un viaje de 5 días en Islandia:

No te cortes! Dejanos un comentario...