Viajar no es escapar, sino encontrarse