Sigiriya: La roca mágica del León en Sri Lanka

Sigiriya destaca por su gran roca de unos 800 m. que se erige entre la selva tropical. Es un destino que no te debes perder en tu paso por Sri Lanka. En lo alto de la roca se encuentran las ruinas de una fortaleza que se construyó un rey hace más de 1500 años.

La roca de Sigiriya al fondo

Cómo llegar

Los pueblos más cercanos son Habarana o Inamaluwa, a los que se puede llegar en transporte público, autobús. Desde allí has de tomar un tuktuk u otro tipo de transporte privado, ya que no hay transporte público.

Yo llegué a Habarana la noche anterior y acordé con el conductor del tuktuk que me llevó al hostel recogerme para ir a la gran roca al día siguiente. ¿Casualidad? No, para impulsar la economía local y aprovecharse de los turistas. Compartir tuktuk entre 2 o 3 personas es la solución más económica.

Tuktuk a sirigiya

Cuando me recogieron para ir a la roca, pasamos antes por la casa del conductor, que me preparó un té con leche muy muy bueno y una especie de bola de masa muy densa, marrón, rebozada en azúcar,  con una textura terrenosa para mí algo desagradable en ese momento. El hombre vivía en una casa humilde, compartida con su hermano y su familia. Se llegaba por una calle sinuosa sin asfaltar, tenía un poco de terreno con algún árbol frutal, dos o tres estancias y el jardín. En ese momento estaba una mujer y la hija trayendo agua de una fuente cercana a la casa, ya que como la mayoría de las casas de la zona, carecían de agua corriente.

Mi conductor de tuktuk

Sigiriya Rock y Pidurangala Rock (small rock)

Hay dos rocas o montículos, de las cuales Sigiriya Rock es la más conocida, siendo uno de los hotspots de Sri Lanka. Se trata de una roca en medio de una llanura donde arriba un rey se construyó un palacio, del que quedan algunos restos. Desde arriba hay unas vistas impresionantes de toda la zona. Por ello hay cada día montones de autobuses repletos de turistas que se agolpan haciendo colas para subir hacia arriba. El precio es 30 dolares (o 4000 Rupias)

Cola para subir a la roca

Opción B: Pidurangala Rock, se encuentra a unos 1000 metros de Sgiriya Rock, para llegar a arriba hay camino mucho más corto, no está masificado y la entrada son sólo 300 Rupias. A los pies de la montaña hay un templo, cuevas y frescos. Los templos se construyeron para reubicar a los monjes que vivían en la roca de Sigiriya cuando el rey Kassapa quiso construirse su palacio allí.

Pidurangala reclining Buddha

Si me conocéis… Sí!! Yo elegí la opción B, conocida como “small rock”. Cuando subí temprano, estaba totalmente sólo, en la cima me encontré con 2 jóvenes holandeses. Cuando llegué arriba no había apenas nadie, y se respiraba mucha tranquilidad, así que me pude sentar y desayunar contemplando la inmensidad del paisaje. Recomendado llevar mucha agua, zapatos cómodos y evitar el calor del medio día.

Subiendo a la small rock

Creo que la “small rock” es mejor para visitar por que:

  • No hay aglomeraciones de turistas
  • Mucho más barato
  • Las mismas vistas a la selva + vistas a la roca de Sigiriya

En el ascenso hay que pasar por varias ruinas del templo y por el Reclining Buddha, que data más de 1500 años. En los años 60 fue asaltada y medio desmantelado por unos caza-tesoros.

Vistas a la roca Sigiriya

Esta es la segunda parada de mi ruta por Sri Lanka! La próxima parada Kandy, la ciudad del Diente de Buda

No te cortes! Dejanos un comentario...