Se viaja, no para encontrar el destino, sino para aprender de donde se parte