«No necesitas suerte, necesitas moverte»